lunes, 15 de diciembre de 2014

La falsa espiritualidad


No es mi costumbre poner textos largos. A mi me cuesta leerlos en un blog. Sinembargo este me ha llamado la atención por su contenido y profundidad...da pie a reflexionar.  Podeis imprimirlo si lo leéis mejor. Pero si no os apetece leerlo también esta bien...



La falsa espiritualidad: un tema trascendental, y un mensaje de esperanza, en un mundo de cambios.

RESUMEN
Actualmente, ha habido un resurgimiento frente a la importancia de la espiritualidad en el mundo. Existe poca información respecto a este asunto, hay mucha confusión con respecto a todo lo relacionado con la espiritualidad. Este trabajo presenta una mirada, social, existencial y personal, desde un paradigma transpersonal, frente a la falsa espiritualidad. Se realizaran aclaraciones de temas fundamentales como: el desarrollo espiritual, desarrollo psíquico, el amor, el temor, las sectas, los maestros y los pseudos maestros espirituales. Se realizara una crítica con respecto a las incongruencias sociales y la poca responsabilidad de las personas frente a sus vidas y al mundo. Finalmente, mostrare la importancias de un enfoque transpersonal frente la aclaración y aceptación de las experiencias místicas. Uno de los objetivo del trabajo es mostrar al lector, su responsabilidad y capacidad de elección frente a este tema como cualquier otro, quitando así la sensación de impotencia y victimización frente a la vida. Otro objetivo, es desmitificar la espiritualidad y mostrar su real aplicación en la vida diaria. Otro tema trascendental es conocer la vida como dicotomía, pudiendo aceptar la contradicción, pudiendo integrar esta polaridad en nuestras vidas.

Si quieres seguir leyendo


INTRODUCCIÓN.
La falsa espiritualidad en el mundo actual, es un tema que cada ser humano vive, en distintas etapas de su vida, y de manera muy diferente uno de otros. Cada individuo tiene una necesidad espiritual, sentirse lleno, integrado, buscando la armonía y/o la felicidad, sin embargo, los medios para encontrar esa felicidad, pueden ser engañosos, ya que cada persona sigue un camino distinto, buscando llenar espacios vacíos de alguna u otra forma.
Con el desarrollo tecnológico del mundo actual, se ha impuesto en la vida individual el consumismo, para ser feliz, o trascender como persona, la vía más fácil y rápida es a través de lo material. Pero este camino es un camino vacío, sin metas importantes, o transcendentales, debido a esto, es que han resurgido, tantos “gurús, chamanes, y maestros”. Las personas con afanes de lograr los objetivos nombrados, sin grandes conocimientos, disconformes con las religiones tradicionales, buscan respuestas a sus preguntas y solución a sus problemas, encontrando cobijo en estos nuevos movimientos espirituales. Por esta razón, se expondrá en el presente trabajo, “La falsa espiritualidad”. Donde el objetivo fundamental serán; guiar al lector en cómo diferenciar un verdadero maestro, de un seudo “maestro”; una verdadera arte espiritual, de una comunidad a una peligrosa secta, siendo lo más importante la formación de las personas para elegir y hacerse responsables de los caminos y las consecuencias de sus actos, ya que la tendencia social es culpar a los líderes de estos grupos y se le quita responsabilidad a los seguidores de estas prácticas espirituales.
Este trabajo tiene como finalidad, informar a las personas que la responsabilidad y elección en sus vidas, no la tienen las autoridades ni los líderes espirituales sino que la tiene cada uno.

RELIGIONES TRASLATIVAS Y TRANSFORMATIVAS.
Ken Wilber en el libro, “Una Visión Integral de la Psicología”, plantea que las religiones cumplen con dos funciones diferentes e importantes, existiendo religiones traslativas y transformativas. En el primer caso, cambiaremos tan sólo la apariencia externa, la manifestación visible y observable. En la traslación cambian las capas más superficiales. Ahora bien, no se ha llegado a tocar la realidad superior, el verdadero fondo: el Espíritu. Aquello que no es un nivel, sino un estado. "Con la traslación el yo se duerme en el mundo. Este tipo de religión es la que representa el “opio del pueblo” ya que mantiene a las personas felices, tranquilas y seguras. Funcionan en base a dogmas y se pide la obediencia de sus fieles. Constituye un movimiento horizontal, siendo esta, la función más conocida y difundida de la religión.
La mayoría partimos con una religión traslativa, que formas una personalidad y funciona en masa, el comportamiento es el socialmente establecido, lo que da pocas posibilidades de ser original y se tiende a la rigidez de conceptos. El paso a una religión transformadora lleva consigo un rompimiento de la personalidad y la aparición del individuo, es personal y acoge su propia autoridad en su vida más que la autoridad de otros.
Las religiones transformadoras, no fortalecen al yo, sino que lo destruye, no proporciona consuelo, fortaleza o satisfacción, sino que ruptura y revolución. En la transformación, damos un salto cuántico, porque es el salto hacia el reconocimiento y la práctica diaria del Espíritu. La verdadera transformación requiere práctica diaria y la aplicación de ella a todos los ámbitos de la realidad, no una simple lectura sobre lo luminoso. Si la religión traslativa proporciona legitimidad, la religión transformadora proporciona autenticidad.
La espiritualidad transformadora, la espiritualidad auténtica, es por tanto, revolucionaria. No legitima el mundo, sino que rompe con él, no consulta al mundo, sino que lo desarticula, y no se ocupa de satisfacer al yo, sino de trascenderlo.
A la religión transformativa, prefiero llamarla espiritualidad ya que religión la siento asociada con dogmas, que para mi parecer son los que coartan el libre albedrío.
Para mi el objetivo es regresar a la espiritualidad y olvidar la religión, para que las religiones organizadas tengan éxito debe hacer que la gente las necesite, para ello deben hacer que las personas pierdan su fe en ellos mismos, para luego hacer creer que ellas tienen las respuestas que tu no tienes, luego hacen que aceptes su verdad sin cuestionarla. La religión pide que dudes de ti mismo y de tu esencia divina para que pueda existir, en realidad no necesitamos que nos den las respuestas, ya que tenemos todas las respuestas, solo hace falta que creamos que la tenemos y comencemos a vivir la verdad más grande que queramos crear, la religión es la que crea los agnósticos, podríamos decir que las religiones son las que forman el temor a Dios, son las que hacen que nos avergoncemos de nuestros cuerpos y sus funciones naturales. Por donde quiera que ha ido la religión ha creado desunión, lo que para mi es lo opuesto a Dios. La religión separó al hombre de Dios, al hombre del hombre y al hombre del mundo. Ahora que sabemos que todos somos uno y que Dios no está por encima del hombre sino
que el hombre es parte de Dios. ¿Por qué seguimos con los mismos modelos económicos, políticos y religiosos? ¿Por que no formamos nuevos modelos que incluyan los nuevos paradigmas? La humanidad debe comprender que cada ser es el responsable de su propia vida, atrae para sí aquello con lo que se identifica, ese es el libre albedrío. Se puede usar de mil maneras despertar su conciencia, optar por seguir sin ver, ser feliz o estar triste.
La humanidad va en dirección a sentir la unidad, esta unidad ya está comprobada científicamente, solo falta que la comprobemos experiencial y conscientemente.
Esta es una verdad que muy pocos están dispuestos a vivir ya que trae una gran responsabilidad, mi único objetivo es mostrar lo que estoy viendo y viviendo en mi vida, si todos somos luz tenemos la capacidad de irradiar esa luz en cada momento y lugar.

AMOR Y TEMOR, EN NUESTRA VIDA
Este tema tiene una vital importancia para el desarrollo del trabajo, ya que las dos emociones primarias del ser humano son el amor y el temor, de ellas nace el resto de las emociones.
En los libros de conversaciones con dios, Neale Donal Walsch expone:
El temor es la energía que contrae, cierra, capta, huye, oculta, acumula y daña; El amor es la energía que expande, abre, emite, permanece, revela, comparte y sana; El temor cubre nuestro cuerpo de ropa, el amor nos permite permanecer desnudos; El temor se aferra a todo lo que tenemos, el amor lo regala; El temor prohíbe; el amor quiere; El temor agarra: el amor deja ir; El temor duele; el amor alivia; El temor ataca; el amor repara. Cualquier pensamiento, palabra o acto humano se basa en una emoción o la otra.
La mayoría hemos elegido el camino del temor, porque es el que nos han enseñado, nos han educado desde niños a tener miedo a la vida, y obedecer ciegamente a nuestros superiores. Una forma de revertir esta situación, es dejar de escuchar los mensajes externos y comenzar a escuchar a nuestro interior, así sabremos realmente, si todo lo demás es verdadero o es falso, correcto o equivocado, malo o bueno, es nuestra brújula que nos muestra el camino a seguir en nuestra vida. Son nuestros valores personales los que deberían guiar nuestra vida, no los valores sociales.

DESARROLLO ESPIRITUAL Y DESARROLLO PSÍQUICO.
Existe una gran confusión social con respecto a la diferencia y distinción de estos dos aspectos del ser humano. Guénon en su libro Verdaderos y falsos instructores espirituales. Señala uno de los males de nuestro tiempo, la confusión permanente entre el psiquismo y la espiritualidad. Cuán frecuente es oír desatinos tales como "Esa señora es muy espiritual. Además de ser vidente, tira muy bien el tarot". Siendo que estas características, son más bien, propiedades psíquicas. Para abordar de mejor manera este punto, es necesario explicar en qué consiste un desarrollo espiritual y un desarrollo psíquico. Por medio de un desarrollo espiritual se puede acceder a un desarrollo psíquico, ya que, es parte del proceso, pero no necesariamente un desarrollo psíquico conlleva a un desarrollo espiritual. Ken Wilber señala que existen cuatro estadios o fases del desarrollo espiritual; La creencia, La fe, La experiencia directa, La adaptación permanente.
Dicho de otro modo; uno puede creer en el Espíritu, uno puede tener fe en el Espíritu, uno puede experimentar directamente el Espíritu y uno puede devenir Espíritu.
Las dos primeras van relacionadas con un proceso de aprendizaje por el cual pasan todas las personas, que son parte de una religión, pero las otras dos van relacionadas con un trabajo personal del buscador de la verdad que va de regreso a su conciencia divina.
La apertura de esta conciencia va relacionada con concederse a uno mismo lo que me haga sentir bien y descubrir que existen placeres mayores todavía. El sentirse bien es una forma de decirte, que tu último pensamiento fue verdad, que tu última palabra fue sabiduría, y que tu última acción fue amor.
Los maestros dan herramientas y técnicas que ayudan en el camino, pero definitivamente esas técnicas son ayudas, no son el camino. El cómo se ocupan las herramientas, es responsabilidad de cada ser.
En el desarrollo espiritual, la conciencia lo es todo, la conciencia es la base de toda verdad y, por lo tanto, de toda espiritualidad verdadera. La espiritualidad es un estado del Ser, que no puede ser enseñado, pero puede ser transmitido viviendo continuamente en ese estado, consientes de la unidad con la totalidad. Este estado de amor, paz y alegría es percibido por las personas que te rodean, produciendo un cambio en la forma de ver y actuar en el mundo. El desafío real es sentir la unidad en cualquier momento de la vida. Para mí es fácil ser santo en el Himalaya, aislado del mundo, meditando todo el día, sin compromisos o tareas mundanas. Lo difícil es alcanzar ese estado de unidad, en la ciudad, con esposa, hijos, trabajando ocho horas diarias y conviviendo con personas todo el día. Para mí, esta es la verdadera espiritualidad, la espiritualidad del día a día, que está implicada en la vida cotidiana de cada persona.
En el desarrollo psíquico las sensaciones experimentadas dejan una huella en nuestra Memoria mental y espiritual.
Los poderes psíquicos están relacionados con el sexto sentido, todos tenemos este sexto sentido, pero al no creer que lo tenemos, no se ocupa, y se mantiene atrofiado, el sexto sentido debe ser desarrollado, este desarrollo va relacionado con la intuición, la intuición es el oído del alma, por lo que el sexto sentido es el sentido del “saber”.
Con el desarrollo de los Chacras (centros energéticos del ser humano, los principales son siete), mediante la disciplina interna, viene un aumento de las características psíquicas.
Con estas referencias quiero presentar la diferencia entre ambos desarrollos ya que algunas sectas o seudo caminos espirituales le dan importancia a las experiencias y poderes psíquicos confundiéndolos con poderes espirituales siendo esta muchas veces la causa por la que tantos jóvenes siguen a estas disciplinas y practicas, encandilados por algunos poderes psíquicos como la telequinesia, adivinación, telepatía, ver el aura, prestidigitación, entre otras.

INCONGRUENCIAS SOCIALES FRENTE A LAS SECTAS
Quiero presentar mi punto de vista con respecto al tema de las sectas pseudo espirituales. He encontrado muchos grupos de las mas diversas índoles, todas con enfoques muy interesantes, presentando soluciones o puntos de vista distintos a los que se conocen y afirmando tener la solución a los problemas de la vida, les aseguro que ninguno de los miembros de estos grupos actúa de forma incorrecta según su percepción de la realidad, todos creen que están en lo correcto, y hacen lo mejor que pueden por solucionar los problemas que enfrenta la sociedad, el problema es que cualquiera que piense diferente a ellos esta mal, equivocado, es pecador, o simplemente no tiene idea de lo que está hablando, esta mentalidad sectaria la podemos presenciar en todo tipo de instituciones sociales, países, religiones, partidos políticos, militares, agrupaciones deportivas, movimientos ecologistas, comunidades, etc.
Una de las características más controversiales de las sectas destructivas, son los suicidios colectivos de decenas o centenares de personas, por supuestos motivos religiosos, aunque sea bajo su voluntad, y estén convencidos que hacen lo mejor, son juzgados por ser amoral. Por otro lado, los países mandan a la guerra a miles de jóvenes que no desean morir, pero que siguen una ideología y hacen caso a las órdenes de sus superiores, los mandan a morir y a matar, por intereses políticos de unos pocos, y eso es completamente permitido, aceptado y premiado por ser moralmente correcto, y llaman a esto, nacionalismo. Realmente creo que algo no esta del todo claro. Una persona que sufre por un cáncer y pide la eutanasia, es impedida de realizar ese deseo por ser poco ético ya que el suicidio es malo, pero una persona que se suicida fumando, bebiendo alcohol, alimentándose con productos químicos que son veneno para el organismo, es permitida, aceptada y premiada por ser socialmente ético y necesario.
Vivimos en una cultura que necesita urgentemente una inyección de amor, ya que el amor es la única solución efectiva a los problemas sociales. Si un gran grupo sectario se siente atacado por otro con menor poder, inmediatamente trata de hacer que cambien de actitud, si no lo consiguen por la razón, están obligados a usar la fuerza, ya que no pueden aceptar que un grupo ponga en juego la estabilidad de una institución mayor, existen otros grupos sectarios realmente destructivos, que van en contra de los sistemas sociales y los atacan directamente, esto trae consigo represalias aún mayores por parte de los organismos de poder. Socialmente se busca la paz y la armonía por medio de la fuerza y las guerras, lo que realimente no ha traído los resultados esperados, solo se ha creado más resentimiento y temor en el mundo. “Si fuerzas algo hacia un fin produces lo contrario”.
Para mi, lo importante no es saber lo que es correcto y equivocado socialmente, sino decidir qué es lo correcto y equivocado para mi, según mi objetivo personal, la institución a la que me una será la que reúna y comparta mi forma de pensar. Es por esto que existen tantas miles de sectas en el mundo, cada cual busca distintas respuestas a sus preguntas, para mi el problema de las sectas no esta en la ideología en sí, sino en como se practica esa ideología, la rigidez con la que se viven las doctrinas, y obediencia ciega de sus miembros. Esta perspectiva quitaría la responsabilidad absoluta de los lideres de estos grupos y haría responsable a cada uno de los miembros, ya que el líder solo dice su verdad, puede creer que es verdad absoluta, únicamente por un asunto de ego y deseos de poder, pero mientras cada uno de los participantes tenga clara cuál es su verdad, no habrían problemas ni delito alguno, las sectas las crean los miembros, no solo el líder. Para mi, la educación es la que potencia esta visión sectaria, ya que solo entrega datos para que memorice el estudiante y no motiva su opinión critica, solo evalúa si absorbió o no la materia, las personas al estar acostumbradas a dejar su verdad de lado por escuchar la verdad de los demás, que supuestamente saben más, fácilmente son convencidos por algún grupo que tenga una verdad más interesante que la que conocen.
Una solución a este problema, está en decir la verdad con respecto a lo que se está haciendo, transparentar al máximo los objetivos y las actividades de cada grupo. Así, cada persona sabría por adelantado en lo que se está metiendo. Esto no sería bien recibido por ninguna institución que funcione con base en el temor, el poder sobre otros y engaños, ya que nadie quiere que se sepa real mente lo que pasa tras bambalinas, si no están haciendo nada malo, y su doctrina es tan positiva ¿Qué tendrían que ocultar? Pida transparencia y veracidad a una organización, y dese cuenta lo cerca que están las sectas en su vida cotidiana.
Otra solución al problema esta en la formación, la educación debería incentivar y potenciar la conciencia, honestidad y responsabilidad, en vez de formar autómatas y hombres masa. El conocimiento más la experiencia producen sabiduría, eso es madurez, este debería ser el objetivo de las instituciones educativas y no la obediencia, seguir las reglas de alguien más, no es madurar, es obedecer, no maduramos obedeciendo, sino experimentando y haciéndonos responsables de nuestras decisiones. La falsa espiritualidad es un tema que nos concierne a todos, por lo que debería ser un tema de conversación en todas las áreas sociales, y no solo un tema esotérico, dejado en manos de las instituciones religiosas.

LA VIDA COMO DICOTOMÍA
En los libros de conversaciones con dios, Neale Donal Walsch expone claramente este juego cósmico. Por lo que expondré mi punto de vista frente a este tema.
La explicación de la dicotomía, es importante para entender el proceso que vive la humanidad, ya que en el mundo de lo relativo, que es el mundo material, es necesario lo malo para experimentar lo bueno, eso es parte de las llamadas dicotomías divinas que muestran dos fenómenos que en apariencia son completamente distintos y en realidad son lo mismo, una dicotomía divina puede ser la existencia del temor y el amor en el mundo de lo relativo, al mismo tiempo el Amor es todo lo que hay, en el mundo de lo absoluto. El amor perfecto es la integración de todas las emociones, tanto las placenteras como desagradables, por lo que llamar a las emociones desagradables negativas o enfermizas, es llamar a la totalidad enferma, al ser humano enfermo, y a la creación de Dios incluyéndolo a él enfermo.
Existe la vida y la muerte, y al mismo tiempo todo lo que existe es la vida que va cambiando de forma. Si nos centramos en la totalidad de la vida, no podemos dejar de lado a la muerte, ya que es parte de la vida. Lo principal para vivir en la contradicción sin volvernos locos, es no juzgar, eso incluye los conceptos de bueno y malo, correcto y equivocado, ya que para vivir plenamente la vida es necesario vivir plenamente la muerte, para amar plenamente la vida es necesario amar plenamente la muerte, ya que es parte de la vida. Todo cambia, todo comienza y termina, ese término de algo podemos llamarlo muerte, por lo que estamos muriendo en cada momento de nuestra vida. Todo momento es único, y en cuanto comienza termina, si lo vivimos conscientemente de esta forma, se abrirá el tesoro total de cada momento y de la vida en sí.
Nuestra experiencia es que estamos todos separados, por lo que desplegamos competencia en vez de cooperación. Es mi vida contra tu vida y no mi vida con su vida. Los grandes maestros han dicho que todos somos uno, en realidad ambas son correctas. No hay más que uno de nosotros y ese es Dios, por lo que todos somos Dios, y el hecho de no saberlo es simplemente para experimentar lo que eres, ya que sin ninguna referencia de algo que no eres, lo que eres no eres. Esto se entiende cuando decimos que algo es malo, sabemos que es malo, porque experimentamos lo bueno sin esta referencia externa, no sabríamos comparar y no podríamos elegir la experiencia que queramos en nuestra vida.
Por esto es que no se puede juzgar el proceso evolutivo de otra persona ya que gracias a su experiencia, ella y los que la rodean puede experimentar quienes son respecto a la experiencia que se esta presentando.
Estoy convencido, que la decisión que tomemos respecto a cualquier fenómeno de la vida va a reflejar quiénes somos realmente. Por esto es que ningún alma es mala ni sufre castigo por los actos negativos que realice, seria absurdo, ya que en el mundo de lo absoluto solo existe el Amor, solo existe Dios, y el estar divididos en infinitas partes de Dios es para experimentar el no ser Dios, estamos en proceso de reencuentro con el cosmos, nuestro objetivo es llegar a fusionarnos con Dios, para luego volver a separarnos y comenzar nuevamente el juego de vivir en la relatividad. Por lo que somos seres espirituales, viviendo una experiencia física y al mismo tiempo viviendo en la totalidad. Por ahora somos conscientes de esta experiencia física, pero inconscientes de nuestra divinidad total.
Con esta concepción del mundo podemos vivir nuestra máxima experiencia de nosotros mismos sin descalificar a ningún alma aunque sea un asesino o un loco, ya que Dios está en todo lo creado tanto en el santo como en el sicópata, la diferencia es que el santo es feliz y sabe que es Dios y el sicópata es infeliz y se siente separado de Dios, por esto cualquier corriente religiosa que diga que es el único camino de Dios tiene razón, ya que da lo mismo el camino que se tome, todos los caminos llegan a Dios y a la vez no hay camino, ya que somos Dios en todo momento, solo que no lo sabemos. Como necesitamos el temor para saber que es el amor, por ahora son necesarios estos grupos sectarios, ya que existen personas que desean vivir la experiencia del temor para encontrar su camino en la vida. No puedes experimentar la luz en ausencia de la obscuridad, por lo que se puede ver a la obscuridad como un aliado en vez de un enemigo.
Si estamos realmente en un proceso de reencuentro con la totalidad, vivir conscientemente la unidad con todas las criaturas del cosmos, seria la experiencia más directa para recordar quiénes somos y de dónde venimos. Esta experiencia lo cambia todo, brota el deseo de ayudar a las demás personas, a pesar de todos sus temores, existe un llamado que nace del corazón, que produce el deseo de compartir los descubrimientos con todos los que quieran encontrar a Dios. Así lo han hecho todos los Maestros espirituales, descubrieron su esencia divina, y vivieron para compartir y transmitir ese conocimiento.
La mayoría, ve la injusticia en todos lados y no hacen nada al respecto, ya que no es su problema, la invitación es a no negar la maldad en el mundo, ni verla como algo ajeno nuestro, esa maldad es parte de nosotros, parte de nuestra totalidad, existe porque nosotros queremos y permitimos que exista. Mientras sigamos viendo la maldad del mundo como ajena a nosotros, nunca podremos cambiar nada, la única forma de cambiar algo es ver que existe, que es parte de mí, y si no me gusta lo que veo puedo elegir de nuevo y cambiarlo, ya que, si todos somos uno, ese cambio en mi vida, afecta a la vida en su totalidad.
Este cambio de conciencia, no es teórico, el hecho que sepamos que estamos unidos, no da cuenta que vivamos como seres integrados. Para mí, la única forma de este cambio de swich es la experiencia consiente de la unidad con el todo, para que esta conciencia se presente no hacen falta grandes meditaciones, ni dietas especiales, lo más importante es amar, el amor trae unidad, armonía y aceptación. El otro paso es aceptar y vivir como seres constituidos por cuerpo, mente y espíritu, y aplicar esta verdad en todos los aspectos de la vida.

COMO DISTINGUIR UNA SECTA
Esta palabra se ha vuelto socialmente, peyorativa y marginadora, a ninguna institución le gustaría ser denominada secta, debido a esto, es importante saber el origen de esta palabra para entender realmente su significado y ver el contexto en el que se ha desarrollado este trabajo.
La palabra española secta, procede del latín sequor cuyo significado es seguir, esta, a su vez, procede de la raíz indoeuropea *sek- (seguir). [Sánscrito: sácate, 'el sigue'].
Secta es un grupo o movimiento, que exhibe una devoción excesiva a una persona, idea o cosa y que emplea técnicas anti éticas de manipulación para persuadir y controlar (a sus adeptos); diseñadas para lograr las metas del líder del grupo; trayendo como consecuencias actuales o posibles, el daño a sus miembros, a los familiares de ellos o a la sociedad en general. Dado que la capacidad para explotar a otros seres humanos es universal, cualquier grupo puede llegar a convertirse en una secta.
Existen muchas sectas espirituales destructivas en todo el mundo. Es importante poder elegir a quién entregar nuestra confianza en el inicio de nuestro camino espiritual.
Las personas en el mundo actualmente, están buscando guías espirituales en forma de dependencia para iluminarse, pero eso es imposible y ridículo. La mejor manera de distinguir un buen maestro, es observar cómo te sientes cuando estás hablando con esta persona. Se debe estar alerta al intercambio energético, no necesariamente de las palabras o la información. ¿Sientes una verdad en tu interior? ¿Estás tranquilo?
Cuando uno entrega su libre albedrío a otra persona, pierde todo su poder, su capacidad de cambiar, decidir o guiar el timón de su vida.
Existen algunas señales de alerta que ayudan a protegernos de la lealtad ciega a los gurús y grupos que florecen por todas partes. En estos grupos se generan campos energéticos poderosos donde cualquiera puede convertirse en gurú.
En el libro himnos a un Dios Desconocido Sam Keen presenta algunos parámetros para discernir paja de trigo:
• Cuidado de los líderes carismáticos, las autoridades incuestionables, los maestros iluminados, los gurús perfectos, los profetas reencarnados y los terapeutas que aseguran haber descubierto la única terapia valida.
• Esquive a todos los que exigen obediencia. La obediencia es una virtud en los niños y una obligación cívica, pero no una buena manera de llegar a madurar espiritualmente.
• Compruebe si el maestro tiene amigos de igual a igual y una comunidad de iguales, o si solo tiene discípulos, desconfié de cualquiera que asegure haber alcanzado la compasión universal, pero sea incapaz de sostener una simple amistad. Los amigos nos hacen seguir siendo auténticos, son los que nos hacen críticas y comentarios sinceros.
• Observe si se fomentan o reprimen las diferencias de opinión, las dudas, críticas y discusiones. Los que están al frente ¿son capaces de reconocer que ignoran la respuesta a preguntas importantes? ¿admite alguna vez el líder que puede estar equivocado y sus críticos tener razón?
• Compruebe en qué medida se acepta el humor y el tomarse en broma creencias, dogmas y doctrinas. La ausencia de humor es señal casi segura de rigidez psicológica, de fanatismo y de inminente tiranía espiritual y política.
Un autentico maestro se reconoce por sus actos y por los seres que ha formado. No es necesario ser un iluminado para enseñar, sin embargo debe tener ya un camino importante recorrido, y ser capaz de enseñar, siendo superior en sabiduría que su discípulo.

ROL DE UN PSICÓLOGO TRANSPERSONAL
En el libro Los Tres Ojos del Conocimiento, Ken Wilber explica cómo el cuerpo, la mente y el espíritu se manifiestan de forma distinta, siendo importante un desarrollo integral, que abarque estas tres partes del ser humano. El ojo de la carne, son los sentidos, el ojo de la mente, es el pensamiento lógico y abstracto, y el ojo de la contemplación, es el contacto con el mundo sutil y las percepciones espirituales. Socialmente las expresiones máximas de estas tres partes del ser, las vemos manifestadas en las artes, las ciencias y misticismo. Podemos ver que la totalidad del ser se desenvuelve en estas tres manifestaciones, pero en cada una de ellas existe una sublimación acentuada de una de estas tres partes.
Neale Donald Walsch, en el libro Conversaciones con Dios dos expuso:
Cuando vives como una criatura unifacética, te quedas preso en los asuntos del cuerpo: dinero, sexo, poder, posesiones, satisfacciones físicas, seguridad, fama.
Cuando vives como una criatura bifacética, amplías tus intereses para incluir asuntos de la mente: Compañerismo, creatividad, estimulación de nuevos pensamientos, ideas nuevas, creación de nuevos objetivos, nuevos retos, crecimiento personal.
Cuando vives como un ser de tres partes, por fin alcanzas un equilibrio contigo mismo. Tus intereses incluyen asuntos del alma: identidad espiritual, propósito de vida, relación con Dios, la senda de evolución, crecimiento espiritual, destino fundamental.
Es importante para un psicólogo transpersonal, tener la experiencia y los conocimientos en estas tres áreas. Los jefes de sectas sueles presentar personalidades paranoicas, ciertos místicos presentan rasgos esquizofrénicos, al no existir una cultura espiritual, las personas sin conocimiento en el tema fácilmente pueden confundirse.
Muchos asisten a terapia por crisis existencias y experiencias místicas, y por su falta de información y apoyo social, creen que se están volviendo locos, ya que no han podido integrar estas experiencias a su vida cotidiana. Si estas personas asisten a psiquiatras o a psicólogos convencionales, es muy probable que se confundan estas experiencias con paranoias, delirios de grandeza, bipolaridad o esquizofrenia.
Desconociendo la posibilidad de un desarrollo psíquico y experiencias espirituales reales. Los psicólogos transpersonales tienen un área de trabajo importante en este tema, es importante aclarar científicamente y dar apoyo a la sociedad, frente al tema de la falsa espiritualidad.

CONCLUSIÓN
En el trabajo se logró exponer la situación que vive nuestra sociedad, con respecto al desarrollo espiritual. Es importante destacar que gracias a la globalización, esta conciencia se ha ido desarrollando rápidamente en nuestros días, pero aún así, hay una falta de conocimiento y formación con respecto a este tema, son muchas las ofertas que existen en este momento en el mercado, y existen gurús que se aprovechan de sus poderes psíquicos y su carisma para inducir a personas, especialmente a jóvenes, a ingresar a estos cultos y seguir los designios del maestro en pos de una elevación espiritual.
Se debe señalar que, a pesar de toda lógica, las sectas y seudo caminos espirituales no pueden ser eliminados de la sociedad, se pueden hacer muchos esfuerzos sociales y políticos pero existen muchas personas que disfrutan y son felices con este tipo de prácticas, ya que para ellos, tiene sentido, no se puede negar la libertad de las personas para que sigan un camino establecido, eso sería ir contra su libre albedrío y es algo que no se puede hacer de forma totalitaria. El camino está en presentarle a la población las herramientas necesarias para que puedan formular su juicio propio con relación al tema discutido y ayudar a terminar un poco con la ignorancia de las personas, quienes por falta de conocimiento, se dejan llevar por cualquier camino que los lleva de la forma más fácil a una sensación de satisfacción y pertenencia grupal, como respuesta a esa necesidad de espiritualidad que todos tenemos.
Es imposible medir, cual es bueno para el individuo, ya que el límite es difícil determinarlo, hay muchos caminos espirituales trascendentes que podrían ser tachados de sectas, y así muchas sectas llamados, caminos espirituales, la brecha es muy angosta. Las personas, debería ser capaz, tanto objetiva, como subjetivamente, de realizar un estudio, a cada una de las prácticas existentes y ser capaces de establecer si realmente es sano para ellos o no, si es un verdadero camino espiritual o una secta. Esto, como anteriormente está expuesto, es una tarea ardua y casi imposible para las autoridades, todos los seres humanos somos diferentes, necesitamos, distintas cosas para llegar a la felicidad, por lo que son diferentes también los medios por los cuales llegamos a ella.
Pero lo que se a dejado claro es que, lo más importante en este fenómeno, como en todo orden de cosas, es el conocimiento y el juicio personal que se tenga de cada corriente espiritual, así que no nos queda más que investigar y elegir el camino que más nos acomode para lograr nuestras metas trascendentales, respetando el camino de cada persona si imponer el propio como la verdad absoluta.
Todos tienen derecho a buscar su verdad, permitirse caer y levantarse, permitirse percibir, sentir, permitirse vivir como quiera hacerlo, la verdad es personal, puede buscar a Dios donde usted quiera encontrarlo, donde mire esta Dios, por lo que da lo mismo en lo que crea, mientras sea su verdad y lo haga feliz esta bien. Si no lo hace feliz no lo haga ya que no es su verdad. Dios habita en cada uno de nosotros, por lo que santifíquese, ámese, perdónese y sea feliz.
No va a llega ningún maestro iluminado, mesías o naves extraterrestres a salvarnos de nosotros mismos, todos los maestros han dado el mismo mensaje, “ámense los unos a los otros”, “todos somos uno”. Nosotros no queremos aceptar esta verdad e interpretamos, “mátense los unos a los otros”, “sálvese quien pueda”. Podemos seguir esperando 2000 años más sin hacernos cargo de nuestros actos, y el mensaje será el mismo, no hay verdades nuevas, solo estamos descubriendo lo que siempre hemos sabido, ¿Cuándo dejaremos de negar nuestra verdadera esencia?
La invitación esta hecha, cuestiónese realmente, si todo lo que cree es tan real como parece, ¿existe una verdad superior, que la que han creído toda su vida? Una vez encuentre su verdad, disfrútela, le pertenece. Si son lo suficientemente valientes para realizar esta invitación, habrán dado un salto en su proceso evolutivo, ¿y si no? No se preocupen, llegaran de todos modos ya que no hay otro lugar a donde puedan ir, la única diferencia es el tiempo que se demoren en darse cuenta de que somos lo que siempre hemos sido.

Alberto Alfaro Keim
Universidad del Pacífico

REFERENCIAS
Espiritualidad y cambio social, ¿realidades antinómicas? Revista de la Universidad Bolivariana vol.3, numero 008 Santiago de Chile.
Guenon, R. Verdaderos y falsos instructores espirituales. Capítulo XXI de Initiation et Réalisation Spirituell.
GUERRA, M. Diccionario enciclopédico de las sectas. BAC, 2005. ISBN 978-84-7914-560-6
Keen, S. (1996). Como no caer en un secta, claves de la búsqueda espiritual. Revista Uno Mismo edición 79, (27-29).
Raitzin, C. Esotérico y Exotérico, un enfoque Guenoniano.
Walsch, N. (1995) Conversaciones con Dios, libros 1. Ed. Grijalbo.
Walsch, N. (1996) Conversaciones con Dios, libros 2. Ed. Grijalbo. Capitulo 8, 106-109.
Walsch, N. (1997) Conversaciones con Dios, libros 3. Ed. Grijalbo.
Wilber, K. Una visión integral de la psicología, capitulo traslación versus transformación. Ed. Kairos
Wilber, K. Diario, capitulo El desarrollo espiritual, Ed. Kairos.
Wilber, K. Los tres ojos del conocimiento, Ed. Kairos

No hay comentarios:

Publicar un comentario